Pieza del Verano 2010. Nuestra Señora de los Ángeles.

Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz

Imagen Vestidera.

145 x 53 x 44cm

Anónimo

Ultimo tercio del siglo XVI

Iglesia de los Santos Justo y Pastor (Sepúlveda)

 El Monasterio De La Hoz y Nuestra Señora de los Ángeles

 La historia del Monasterio franciscano de la Hoz, es sin duda apasionante, tal y como ha quedado demostrado a través de escritos, desde los del P. Fr. Felipe Vázquez, publicados en 1786, cuya edición fac símil pudimos disfrutar  tras la edición de la Fundación por la Promoción Social de la Cultura, hasta las magníficas investigaciones y aportaciones documentales de Carlos Santa Engracia Blasco, testimonios que nos cuentan desde su fundación hasta la desamortización de Mendizábal y sus consecuencias. Algo ha habido de constante en toda esta historia y es la devoción hacia Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz, cuya última Imagen, se encuentra actualmente en la Iglesia de los Santos Justo y Pastor, sede del Museo de los Fueros de Sepúlveda. La vida del Monasterio debla Hoz tras la Desamortizaciónen 1835, y la posterior destrucción y expulsión de los religiosos del convento, la Imagen fue llevada a Sebúlcor donde permaneció algún tiempo hasta que Pablo Sánchez de Toledo esposo de Ángeles de Artacho e Ibarnavarro, la titular del patronato en el momento de la desamortización trasladó la imagen a Sepúlveda.    

 Imagen De Nuestra Señora De Los Ángeles De La Hoz

 Como indica en su libro, Carlos Santa Engracia varias han sido las imágenes que se han relacionado con representaciones de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz, como es el caso de la Maristela, una talla románica, sin embargo, de momento carecemos de documentación que corrobore esta teoría y por otra parte la representación iconográfica no se relaciona con la de Nuestra Señora de los Ángeles,  ya que es una  Virgen, en majestad sedente y con el niño. Caso similar es como indica el mismo autor, la Virgen del Rosario en este caso con una mayor relación iconográfica, pero de nuevo no se han encontrado fuentes documentales.

Centrándonos en la iconografía de la  Imagen de Nuestra Señora de los Ángeles hay que destacar varios aspectos, empezando por el propio título de Nuestra Señora, este calificativo se adopta desde la Edad Media, y procede del lenguaje caballeresco, con el todos los cristianos se reconocen como hijos de la Madre de Cristo, tal y como sucede en el caso de nuestra Imagen, a continuación de los Ángeles, esta relacionado con algunas de las tradiciones y milagros atribuidos a esta imagen en la que la presencia de los ángeles es constante, pero también hay que ponerlo en relación con la orden franciscana y la importancia de la Porcíncula,  y las vivencias de San Francisco, y de la Hoz, precisamente por el  enclave en el que se encuentra el convento y la iglesia (aunque es curioso que el primer intento de patronazgo estuviera vinculada también a la ilustre familia apellidada de la Hoz). 

Por otra parte la manera de representar a Ntra. Sra. de los Ángeles, se relaciona directamente con el tema de la Asunción corporal de María, cuyo dogma fue proclamado en 1950 por el Papa Pío XII. La Asunción corporal de la Virgen se representa generalmente de la siguiente forma, María apoyada en una nube sube al cielo llevada por los ángeles, tal y como se representa en la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz, salvo por un elemento, en la Asunción no se representa al Niño.  La Imagen de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz, se levanta sobre una peana, en las cuatro esquinas aparecen cuatro ángeles de cuerpo entero, haciendo referencia posiblemente a los cuatro arcángeles, ya que tal y como defiende  Reau, “para estar protegida de eventuales ataques de demonios durante el trayecto(de la Tierra al Cielo), la Virgen aparece  escoltada por los arcángeles Miguel y Gabriel que luchan contra los poderes del infierno,  los padres de la iglesia se han referido a Siete arcángeles, pero los más conocidos son cuatro, Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel,  son los protectores que defienden el Cielo y la Tierra contra los demonios, en el caso de la Virgen le rinden homenaje y como en este caso en el momento de su Asunción la rodean y la elevan para llevarla al Cielo donde se convertirá en su Reina, sin embargo no podemos defender a ultranza que sean dichos arcángeles  puesto que no portan los atributos que les son característicos.  Desde el siglo XIV empiezan a aparecer vestidos como caballeros, con el atavío de los príncipes y los nobles, todos ellos llevan alas, como tocado pueden llevar bandas, y calzados con sandalias doradas y con decoración a modo de representación de piedras preciosas, tal y como es el caso de nuestra imagen, ricamente policromadas sus vestiduras con estofas, y telas decoradas a base de dorados y motivos florales. Son figuras musculosas, en las que hay un buen tratamiento de la anatomía y en las que el escultor ha dejado constancia del esfuerzo realizado por los mismos al elevar a la Virgen.  Através de estos cuatro ángeles se consigue camuflar las cuatro patas sobre las que se sujeta la peana. En la parte central sobre lo que parece una nube,  varias cabezas de angelitos, y bajo toda la peana asoma los rayos de luz, la luz divina, la luz dela Gloria.

En cuanto a la imagen de la Virgen, es una imagen vestidera, de candelero. Los brazos en principio debían ir extendidos, pero se le dirigieron al centro para que pudiese acoger al Niño, porta además una corona que alude a su título de Reina del Cielo, en este caso Reina y Señora de los Ángeles, tal y como se refiere a ella en su poema Frutos de León. En cuanto al niño, tiene tallado todo el cuerpo, aunque queda todo tapado por las vestiduras, este porta además una bola que simboliza el mundo, símbolo de su poder sobre todo lo creado.

Bibliografía

 BARRIO MARINAS. E. La Santísima Virgen en Segovia. Segovia. 1954.

DUCHET – SUCHAUX GASTON Y PASTOREAU MICHEL. La Biblia y los Santos. Alianza. Madrid 1996.

 RÉAU LOUIS. Iconografía del Arte Cristiano. Iconografía de la Biblia. Antiguo Testamento. Tomo 1. Vol. 1. Ediciones del Serbal. Barcelona. 1996.

 SANTA ENGRACIA BLASCO. C. El Convento de la Hoz, diario de una investigación. Sebúlcor . 2005.

 VV.AA. Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz. Fe y Cultura en el Cañón del Duratón. Fundación porla Promoción Social dela Cultura. Madrid. 2002.

 VAZQUEZ. P. FR. FÉLIPE. Historia De Nuestra Señora de lo Ángeles de la Hoz. Fundación Promoción Social de la Cultura. Madrid, 1994 (Edic. Fac Símil 1786)

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en La Pieza de la Temporada y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s